Buscar
  • Jaime Lara Lara

Monterrey VI

Estamos en época de sequía en varias regiones del país. Cuando esto ocurre surgen en la discusión pública las alternativas para asegurar el abasto de agua para diversos usos, entre ellos el consumo humano en las principales ciudades. Este año el gobernador de Nuevo León ha puesto en la mesa de discusión un proyecto para asegurar el consumo de agua en la zona metropolitana de Monterrey que implica el trasvase del vital líquido desde la cuenca del río Panuco hacia el norte del país, a partir de una antigua concesión para dicho proyecto.


Además del costo financiero y sus implicaciones para los ecosistemas, la puesta en marcha del proyecto plantearía una coordinación regional cuyas proporciones todavía deberán ser evaluadas técnica y políticamente, y que quizá todavía no han sido tomadas en cuenta por sus promotores.


La cuenca del río Panuco involucra estados como San Luis Potosí, Querétaro, Hidalgo y Estado de México. Incluso las descargas residuales de la Ciudad de México llegan a esta cuenca. Cada uno de esos estados tiene necesidades y proyectos de aprovechamiento aguas arriba. Por ejemplo, parte del abasto de agua en las ciudades de San Luis Potosí y Querétaro proviene de presas aguas arriba del punto de extracción del acueducto planteado por el estado de Nuevo León, El Realito para San Luis Potosí y Zimapán para Querétaro.


El proyecto también desnuda el conflicto entre el uso para abastecer a las ciudades y el agrícola. Existe un convenio de extracción de agua en la presa El Cuchillo entre la zona metropolitana de Monterrey y agricultores de Tamaulipas, que ha sido fuente de conflicto y negociación entre ambas regiones en el pasado. El proyecto Monterrey VI pareciera ser una solución para evitar los conflictos asociados a la renegociación de ese convenio. Sin embargo, podría ser solo el traslado de la negociación a otra parte del país. Las actividades agrícolas en la Huasteca, la región baja de la cuenca del Panuco, también hacen uso del agua de los afluentes del río, con antiguos proyectos para su aprovechamiento aún no realizados como la ampliación de la zona de riego del Pujal Coy, proyectos largamente prometidos por generaciones de políticos a esa región.


Otro posible punto de conflicto para el proyecto es que la región de donde desea extraerse el agua para Monterrey VI se caracteriza por la presencia de comunidades indígenas. Recientemente el Estado mexicano se ha comprometido a llevar a cabo consultas sobre los proyectos que podrían afectar a las comunidades indígenas. Es posible que, más allá de la concesión por parte de la Comisión Nacional del Agua, Monterrey VI tendría que llevar a cabo estas consultas para poder realizarse con obstáculos para obtener resultados favorables; esto debido a las carencias en infraestructura que estas comunidades han tenido históricamente, entre ellas el acceso al agua.


El problema del aseguramiento del abasto del agua a las grandes ciudades indudablemente seguirá estando presente, particularmente porque es previsible que la población de algunas de las ciudades más importantes del país siga creciendo en las décadas por venir. Ello deberá implicar infraestructura nueva, aunque también deben revisarse políticas para el uso eficiente del agua en los hogares y en las regiones agrícolas. Para ello se requiere una planeación y coordinación de mayores proporciones que tome en cuenta las necesidades de todos los actores locales.

18 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Es conocido que los mexicanos hacemos poco uso de los servicios financieros. Por ejemplo, en 2021, solamente el 10 por ciento de los adultos contaba con una tarjeta de crédito bancaria, y menos del 1

Las políticas para contener la migración en los Estados Unidos sufrieron un cambio significativo a inicios de este siglo, cuyos costos sociales y resultados rara vez se tienen en cuenta en la academia

Una de las quejas más frecuentes de los jóvenes es que parece que estudiar no garantiza una mejor posición en el mercado laboral al egresar. Aunque en promedio, y en el mediano plazo, aquellos con may