Buscar
  • Jaime Lara Lara

David Card

En 1980 una serie de eventos políticos en Cuba provocó que el gobierno otorgara temporalmente permiso para salir libremente del país. Esto condujo a una migración importante de cubanos a Miami, Florida; cerca de 125,000 o un aumento cercano al 7% en la fuerza laboral en la ciudad, lo que se conoció como el Éxodo de Mariel, por el lugar de salida de la isla. Como es habitual en estos episodios de migración surgió la preocupación por el efecto que esa oleada migratoria habría tenido en el mercado laboral de la ciudad. Se pensó que podría disminuir los salarios y aumentar el desempleo, especialmente entre los trabajadores con similares calificaciones que los migrantes cubanos.


Sin embargo, en un influyente artículo científico escrito por David Card, se encontró que los datos económicos no mostraban un efecto estadísticamente significativo en el mercado laboral de la ciudad, ni en los salarios ni en la tasa de desempleo. Esto despertó una rica literatura económica que trata de explicar realmente cuál es el efecto de la migración en los mercados laborales de países receptores, como los Estados Unidos, en la que se ha encontrado que el efecto es menos negativo de lo que los segmentos preocupados por la inmigración asumen. También fue uno de los primeros artículos que utilizó episodios de cambios en políticas como “experimentos naturales” para responder a preguntas sobre el mercado laboral. Hoy en día ese tipo de estudios se han extendido en la ciencia económica para responder con precisión sobre el impacto que las políticas y programas pueden tener. Debido al carácter pionero de este tipo de estudios en el mercado laboral este año David Card, economista de la Universidad de Berkeley, fue galardonado con el premio “Nobel” de Economía. Esto junto con Joshua Angrist y Guido Imbens quienes también han contribuido profundizado en los aspectos metodológicos que permiten una interpretación causal de las relaciones estadísticas encontradas en esta literatura.


Otro de los artículos en los que la obra de David Card se convirtió en pionera, desafiando las preocupaciones convencionales con alto rigor metodológico, fue uno de sus estudios sobre el salario mínimo. Para ello utilizó otro experimento natural causado por el incremento del salario mínimo en Nueva Jersey. Comparó los cambios en el empleo en establecimientos que contratan a trabajadores con salarios bajos en ese estado, con lo que sucedió en su estado vecino, Pennsylvania, ambos en los Estados Unidos. Contrario al efecto negativo en el empleo esperado de acuerdo al modelo simple de oferta y demanda de trabajo, su investigación encontró un efecto relativamente menor en el empleo de este tipo de trabajadores, aunque parece que los precios del producto final en los establecimientos afectados por el cambio se incrementaron en mayor proporción.


Una conclusión general de estos estudios es que los posibles resultados de cambios en política no deben verse solo a partir de las predicciones de los modelos más simples, sino que es preciso que la economía sea una ciencia que tenga como principio básico que los datos sean los que provean la evidencia concluyente. No para todas las preguntas que nos interesan es posible hacer experimentos controlados como en las ciencias naturales, pero en las últimas décadas se ha avanzado en mejorar nuestras herramientas para que el análisis se acerque al ideal de la experimentación; los galardonados de este año con el premio “Nobel” han sido pioneros de ese cambio en la disciplina.

21 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Represión y migración otra vez

En las últimas semanas hemos sido testigos de acciones aparentemente contradictorias del gobierno mexicano con respecto a la llegada de migrantes desde otros países. Por un lado, se recibieron refugia

Incertidumbre y alimentación

Barriga llena, corazón contento Frase popular Hace unos días se dieron a conocer las cifras sobre el cambio en la pobreza entre 2018 y 2020. Como era de esperarse en el contexto de la pandemia hubo un

Ética mexicana del trabajo

Hay ideas que se apropian del imaginario colectivo y que no necesariamente son ciertas. Una de ellas es que los mexicanos somos seres propensos a la fiesta y que eso es parte de nuestra cultura. La im